SABIAS QUE....???

Despues de publicar Els Encants i la Fira de Bellcaire ( Taller de Historia del Clot - Camp del Arpa),Cristina y Antonio componentes del Taller de Historia,nos relataran articulos y historias del mercado de los Encants que en su dia no se publicaron en el libro......https://thclotcarpa.wordpress.com

Pórtico

De ser objetivos, habrá que empezar por reconocer que los mercados de objetos usados más conocidos en las grandes ciudades europeas, y que hoy finalmente se han convertido, guste o no guste, en importantes centros de atracción turística y ciudadana, son, en todos los casos, con la única excepción de los Encantes, de origen relativamente reciente.

Así pues, en el ámbito más próximo, El Rastro de Madrid, resulta ser uno de los más antiguos, al remontarse su origen a 1740. En París, el más antiguo, el del Carreau du Temple es un poco posterior al madrileño, puesto que apareció en 1802, mientras que el más famoso, el de  Marchés aux Puces,  tiene su origen en 1885.

De pasar a Inglaterra, el tan conocido mercado actual de Portobello Road Market se inició en 1940, o sea en el siglo XX, al igual que el reconocido mercado de Ámsterdam,  el Waterlooplein, que en su versión actual,  se creó en la misma  época, mientras que el mercado de Porta Portese en Roma, se puso en marcha durante la década de los 60 del mismo siglo.

Es por ello, que en el presente contexto, el mercado de los Encantes,  de compararlo con sus iguales, tiene por meritos propios un carácter auténticamente excepcional, nada más sea por el hecho singular de haber sabido mantener, durante siglos, una clarísima ligazón histórica con sus lejanos orígenes medievales, a gran diferencia de sus competidores, ya que ninguno de ellos posee semejantes orígenes. De ahí que resulte ridículo tratar de compararlo con cualquiera de ellos, tal como se acostumbra a hacer, al no tener ninguno de ellos, por ejemplo, la singularidad de las subastas, al igual que acaecía en la Edad Media.

Otra gran diferencia reside en la voluntad de los Encantes por evolucionar, expresada ya en 1916, por  su director Juan Martorell Alegret, en su conocido trabajo, Memoria sobre el Mercado de los Encantes y Feria de Bellcaire, al proponer entonces la creación de un gran mercado, con la idea de poner en marcha en él lo que hoy conocemos como  “reciclaje”, sin descartar la posibilidad de habilitar parte de sus almacenes, con la intención de guardar en ellos los ajuares de las familias que en Barcelona se estaban desahuciando, o para guardar las mercancías procedentes de quiebras o de suspensiones de pago, asuntos tan dolorosamente actuales.

Mercado que se debería ubicar en un moderno “Hotel de Ventas”, y en un momento en el cual el Ayuntamiento barcelonés se estaba planteado muy seriamente la supresión completa y absoluta del Mercado de los Encantes, al ser dicho mercado un elemento a extinguir, al ser durante siglos un mercado en precario.

Antonio Gascón – Taller  d´Historia del Clot-Camp de l´Arpa